abajo

¿Qué son?

Son un tipo de malabar, como bien habrás supuesto. Pueden ser normales o de fuego. Básicamente consisten en lo siguiente: dos cuerdas de, aproximadamente, medio metro de longitud, con una bola en el extremo. La bola se puede adornar con flecos, cintas o similar para que quede más bonito.

Las de fuego son dos cadenas, de aproximadamente medio metro de longitud, con una agarradera de tela o nailon en un extremo (que es de dónde se agarra) y un tubo de metal con kevlar en el otro extremo (que es el que se empapa en gasolina, gasoil, petróleo o similar y se prende).

Realmente la longitud de las cariocas depende del gusto personal, los trucos que quieras hacer, la velocidad a la que quieres que vayan, etc.

 

¿Cómo fabricar unas cariocas baratas y fáciles?

A continuación describimos varias formas de fabricarse unas cariocas, unas más fáciles y baratas que otras. Para aquellos a los que les guste el "hecho a mano" con las propias manos.


1ª FORMA: Nada más sencillo que esto. Si quieres fabricarte unas cariocas normales sólo necesitas lo siguiente: unos ejecutivos (esa especie de medias gruesas que llegan por debajo de la rodilla), que en las tiendas de "Todo a 100" y similares cuestan eso, 60 céntimos de euro; y dos pelotas de goma de unos 7 u 8 centímetros de diámetro. Ahora mete cada pelotita dentro de cada ejecutivo y listo!!

Si además quieres que queden bonitas elíje unos ejecutivos de colores llamativos, y compra (o consigue como sea) unas cintas de un grosor de unos 5 centímetros y de una longitud de un metro o así de colores llamativos también y cóselas al extremo que correspondería a la puntera del ejecutivo. ¡¡¡¡Tachaaaannnn!!!! Recuerda que los ejecutivos se dan de sí un poquillo. Coste total: unos 2 euros.

2ª FORMA: El material necesario ahora es: cordón de tirante (ese que es redondo, suave y lo hay en diferentes colores, de venta en las mercerías, creo); un par de uniones de llavero (de esas que cada parte gira independientemente en torno a un pequeño eje); tela resistente; tela para flecos; un poco de tela suave y mullidita; dos pelotas de goma (o en su defecto, bolas de telas, hilos, o algo acolchado); hilo y aguja.

¿Cómo hacerlo una vez tenemos todo esto? Cortamos el cordón de tirante del largo que más guste (unos 50 cm está bien). Luego cortamos ese mismo cordón a unos 5 centímetros de uno de sus extremos, y lo volvemos a unir con el enganche de llavero. Esto sirve para que el cordón no se enrolle sobre si mismo, ganando en precisión y comodidad a la hora de usar las cariocas. A la parte corta del cordón vamos a coser la tela resistente, que estará rodeando la pelota de goma (o las bolas de hilos o tela). Y al otro lado de la tela es donde se cosen los flecos. Y al final del extremo más largo del cordón es donde cosemos (y si además hacemos un nudo con el cordón, más resistente será) la tela suave y mullidita, en forma de asa. De aquí será de dónde se agarre la carioca. Si todo esto lo hacemos por duplicado, ya tenemos dos cariocas, ole! ole!

 

Cariocas de fuego (o cadenas)

 

  La dificultad aumenta cuando se añade el elemento del fuego al caprichoso baile de las cariocas. Las cadenas ígneas son una variante más peligrosa y espectacular.

 

 

 

 

 

¿Cómo utilizar las cariocas?

Es complicado, es muchísimo más fácil enseñar en persona, pero lo intentaré. En los movimientos explicados se suponen las manos por delante del cuerpo, en otro caso se especifica. Algunos de los movimientos están en la sección de videos de las descargas.

Primero es esencial aprender el PASO BÁSICO, sigue estos puntos y no te será difícil: Primero, cómo coger las cariocas: se deben coger por el lado donde no está la pelotita, lo más al extremo posible. Si son muy largas vale enrollarlas un poco en la mano. Una en cada mano, se entiende.
Segundo, girarlas: deben girar las dos a la vez hacia alante, cada una a un lado tuyo, haciendo círculos (tú debes estar en el centro de dichos círculos). Deben girar perpendiculares a ti, paralelas la una respecto de la otra.
Tercero, cruzarlas: y aquí viene lo difícil, cruza cada una al otro lado. A lo mejor te resulta más fácil llevándolas dispares, alternativamente. De hecho llevándolas alternativamente es cómo se deben llevar.

CAMBIAR LA MANO QUE VA ARRIBA A ABAJO Y VICEVERSA (doble ocho): ya sabes el paso básico, ahora fíjate ¿qué mano llevas por arriba? Pues tienes que aprender a llevar la otra por arriba también. Bien, supongamos que llevas la izda. por arriba: esta mano da dos vueltas (en lugar de una) en el lado drch. y la mano drch. pasa de abajo a arriba cuando la izda. está dando la segunda vuelta. Esto se puede hacer igual en el otro lado (si llevas la drch. por arriba, pero donde pone izda. se pone drch. y al revés). Si lo haces continuamente queda más bonito que hacer el paso básico.

HACIA ATRÁS: ¿has intentado hacer el paso básico hacia atrás? Pues ahora es el momento, es lo mismo, pero girando las cariocas hacia atrás. Solo que la que se cruza primero va por arriba en lugar de por abajo.

CAMBIAR DE ALANTE A ATRÁS: lleva las dos cariocas a la vez hacia alante, ahora gira tu cuerpo hacia la drch. unos 90º, pasa las cariocas por delante tuya, por abajo, a la vez; vuelve a girar tu cuerpo otros 90º a la drch. y pasa las cariocas a tus lados otra vez, pero ahora girando hacia atrás. Todo este movimiento se hace seguido, sin pausas. Si ya lo tienes, también lo puedes hacer cruzándolas, en esencia es igual. Y también se puede hacer girando a la izquierda en vez de a la derecha

CAMBIAR DE ATRÁS A ALANTE: lleva las dos cariocas a la vez hacia atrás, ahora gira tu cuerpo 90º a la drch., pasa las cariocas por delante tuya, por arriba, a la vez; vuelve a girar tu cuerpo otros 90º a la drch. y pasa las cariocas a tus lados otra vez, pero ahora girando hacia delante. Todo este movimiento es seguido, igual que el anterior. También se puede hacer cruzándolas, y girando hacia la izquierda.

ALANTE Y ATRÁS, MANOS JUNTAS: lleva ambas cariocas hacia delante a la vez, y cuando estén arriba, junta las manos y haz que giren delante tuyo (como un muro delante tuyo) a la vez. Para que no se choquen, pon una mano un poco más arriba que la otra. Esto mismo se puede hacer por detrás de la cabeza; cuando estén arriba, pásalas detrás por encima de tu cabeza (la mano que estaba un poco por arriba ahora queda un poco por abajo).

BASÁNDONOS EN EL ANTERIOR, CAMBIO DE MANO DE ARRIBA A ABAJO: hemos dicho que para el anterior truco hay que llevar una mano ligeramente más arriba que la otra. Supongamos que es la izda. Para pasar la derecha arriba: cuando estén "apuntando" hacia afuera, la mano drch. hace como un corte de manga sobre la izda. y va hacia delante mientras la idza. viene hacia ti (este movimiento se puede hacer muy exagerado o poco). Lo mismo pero donde pone izda. poner drch. y viceversa para pasar la izda. de abajo a arriba.

POR ENCIMA DE LA CABEZA: gira las cariocas hacia la izquierda, delante tuyo, y cuando estén arriba, haz que den el círculo detrás tuyo, y cuando vuelvan arriba, otra vez delante. La primera que empieza a girar es la derecha, y la izquierda va como siguiéndola: drch. detrás, izda. detrás, drch. delante, izda. delante, y así todo el tiempo. Igualmente se puedo hacer hacia el otro lado, solo que donde pone drch. es izda. y viceversa.

POR DETRÁS DEL CUERPO (cariocas girando hacia atrás): ok, ya sabemos cómo hacer el paso básico por delante del cuerpo. Pues exactamente igual se puede hacer por detrás. Imagina que tu cara está en tu nuca y tu nuca en tu cara, ¿cómo lo harías? Fácil, gira las cariocas hacia atrás (viéndolo con tu nueva cara en la nuca, girarían hacia delante), y crúzalas, recordando que la primera que cruza pasa por debajo de la otra. Para practicarlo, hazlo con una sola mano primero, luego solo con la otra y luego intenta cruzarlas imaginando que tu cara está en tu nuca. Este truco y el que sigue pueden hacerse simples (siempre hay una mano arriba y la otra abajo) o dobles (las manos se alternan arriba y abajo).

POR DETRÁS DEL CUERPO (cariocas girando hacia delante): la teoría es exactamente la misma que antes, pero en lugar de girar hacia atrás las cariocas, ahora giran hacia alante (hacia atrás vistas desde tu cara en la nuca). En este caso la primera que cruza lo hace por arriba, igual que en el truco similar pero por delante del cuerpo.

CÓMO INNOVAR O SACAR MOVIMIENTOS NUEVOS: esta parte es especial para autodidactas. Hay que tener en cuenta que las cariocas van describiendo círculos (bueno, espirales en verdad). Una vez sabemos esto hay otras CUATRO cosas que se pueden ir variando de los círculos, a saber:
1) El plano de inclinación: puedes llevar las cariocas en paralelo al suelo (horizontales), o perpendiculares al suelo (verticales), o con algún ángulo intermedio de inclinación.
2) La dirección de giro de las cariocas: las dos hacia alante, las dos hacia atrás o una hacia alante y otra hacia atrás.
3) La posición de los brazos: por encima de la cabeza, a un lado del cuerpo, por delante del cuerpo, detrás del cuerpo, debajo de las piernas, etc.
4) El número de vueltas que da cada carioca en cada lado: de ahí salen los dobles ochos (las dos dan dos vueltas en los dos lados), triples ochos (al lado contrario dan tres vueltas), etc.
Y una vez que sabemos esto podemos combinarlo para sacar nuevos trucos. ¿Cómo? Pues dándole un valor a cada una de las cuatro partes. Por ejemplo: en vertical, hacia alante, por delante del cuerpo, doble ocho.

CÓMO INNOVAR O SACAR MOVIMIENTOS NUEVOS II: si ya has pillado lo de antes, te propongo el "nivel 2". Ahora prueba a variar otro tipo de cosas, como son:
1) Tempo. Bailar cariocas siempre al mismo ritmo resulta tremendamente monótono para quien lo hace y para quien lo ve. Así que intenta cambios de ritmo, paradas, y esas cosas que cambian el tempo. Tienes mucho rango de velocidades, porque al final la velocidad de giro de las cariocas lo decides tú.
2) Péndulos. En lugar de hacer círculos completos, juega a pararlos haciendo péndulos. Esto te permite bailar con péndulos (que también hace cambiar el tempo), o cambiar de dirección las cariocas. Combinar péndulos con giros también está molón.
3) Brazos. Por lo general la gente tienda a llevar siempre igual los brazos. Prueba a estirar uno y el otro dejarlo encogido, y viceversa. O estirar los dos. Y esto en momentos diferentes. Con este truco puede cambiar el tempo también.
4) Agarres. Otra cosa que se puede hacer es agarrar los pesos de las cariocas. Queda muy chulo combinar esto con péndulos o giros completos de las cariocas. Además, así puedes cambiar el tempo. O parar. El tiempo que mantienes la carioca agarrada es cuestión tuya. Y el cómo la agarres también (con la palma de la mano hacia abajo, hacia arriba, efecto imán a un lado, o abajo, etc.).

Bueno, otro día escribo más, ¡que me queda muchísimo por contar de cariocas!

arriba

MENÚ PRINCIPAL

Siguiente